Claves de la dispersión mental: Autosabotajes