Enrique, Hombre, economista, 54 años, Madrid

Después de terminada ayer la sesión y mi proceso de coaching, quiero transmitirte mi agradecimiento por los conocimientos sobre mí mismo que me has transmitido, y que sin duda me han de servir en gran manera para redirigir mi vida y los tendré siempre en cuenta cara a adecuar más mi conducta al mundo de las emociones que al de la racionalidad, y buscaré la forma de quererme más a mi mismo.

Enrique Hombre, economista, 54 años, Madrid