Renaciendo de las brasas

Reconozco que el fuego me llama, me ha llamado desde que era niño y tengo la suerte de poder comunicarme con él todas las noches de invierno cuando enciendo la chimenea. El fuego para mi, tiene un poder transformador que te quema hasta lo más profundo, quemando tus miedos, tus inseguridades, tu falta de confianza en ti mismo, tu dependencia hacia los demás y haciendo que renazca el guerrero interior que todos llevamos dentro.

El Firewalking o caminar por las brasas tiene ese poder. El fuego es un elemento vivo al que debemos dirigirnos con humildad y veneración. El fuego es nuestro maestro, nos enseña dónde están nuestros límites y cómo podemos llevarlos más allá. En la oscuridad de la noche, las brasas nos reciben con su belleza y su calor, que llega a sentirse incluso frío si la intención al caminar sobre ellas nace en lo más profundo del corazón. El fin último es tomar conciencia del gran poder que tenemos a la hora de empoderarnos y trascender los miedos que en el día a día nos paralizan.

Qué mejor sitio para escribir este artículo que un avión en el que vas a estar más de 9 horas volando. Es ya el cuarto que cojo en menos de 24 horas. Nada menos que a Hawaii, al otro extremo del mundo, he tenido a bien desplazarme para hacerme con mi tan ansiado título de Executive Firewalking Instructor. Y por qué negarlo,  una vez allí, no podía dejar pasar la oportunidad de cumplir uno de los más anhelados sueños de mi infancia, caminar junto a un río de lava incandescente, asistiendo a la espectacular génesis de la tierra que pisamos.

Tras vivir esta experiencia, soy consciente de que una parte de mi, de la personalidad de David, se ha quemado y transformado en las brasas y en la lava líquida del volcán de Big Island. He dejado atrás miedos, parte de mi identidad se ha transformado en más amor, autoridad, confianza y respeto por mi mismo. Mi guerrero interior se ha fusionado con ese lado amoroso que muchas veces está escondido bajo el ego. Ese es el poder del Firewalking, de caminar por las brasas.

 

¡SI PUEDES HACER ESTO, PUEDES HACER CUALQUIER COSA EN TU VIDA!

28 julio, 2016

0 responses on "Renaciendo de las brasas"

Leave a Message

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.