Testimonios Coaching Personal
VER TODOS

Testimonios Coaching Personal

C.R., Mujer, Comercial Informática, 45 años, Madrid

Cuando uno piensa, siente y actua en la misma dirección es que ha superado las contradicciones; esto dicen los grandes maestros que es el camino. Pero también dicen que no se resuelven los problemas cuando uno quiere sino cuando los entiende de raiz...cuando se adentra a las profundidades de la mente, de su yo, de su esencia.. cuando ve el inicio,la causa, el nacer de esas ramas que después una no entiende por qué salen torcidas. Dicen que no es fácil, bueno yo personalmente creo que es mucho más dificil y triste pasar toda la vida "con una venda en la mirada".

Aunque también los hay que simplemente se dedican a podar... toda la vida podando ramas torcidas y toda la vida saliendo ramas torcidas.... y esa sensación de que uno es igual a esas ramas: torcido y feo... ¿Podríamos decir que hay dos caminos en la vida pues no? el que prefiere tener tijeras en sus manos (y ampollas 🙂 ) o el que prefiere tener la comprensión y la sabiduría en su corazón...

Y no es que uno sea mejor que otro ... creo que nada es bueno o malo en su totalidad... depende lo que le sirva a uno... Alguien decía "que cuando uno no conoce su pasado está condenado a repetirlo". Bueno cuando no lo conoce o cuando no lo comprende... hay tantos pasados como estados de ánimos o días... o segundos, tantos pasados como miradas.... y tantos futuros como pasados sin resolver... y es una pena pasar la vida simplemente cortando las ramas, yo he preferido bajar a las raíces ver qué les pasa cuidarlas, arreglarlas, amarlas, entender que uno no es esas ramas y después dejar que salgan a la luz hermosas, sin sentirse culpables, con pena, rabiosas, tristes o solas...

Todos queremos que nos quieran.. hasta nosotros mismos queremos querernos. Aunque.... ya se sabe... el maestro sólo aparece cuando el alumno está preparado. Yo decidí empezar a elegir dónde cuándo cómo y qué destino quiero y eso solo se hace desde la libertad del entendimiento y no desde el miedo, la tristeza o la ignorancia. Como dice el budismo: "Cada uno somos el centro del universo y sin nosotros este, no existira.

Que las mejores energías del universo os acompañen.


Testimonios Neuro Focus System
VER TODOS

Testimonios Neuro Focus System

NeuroFocus System

Como mujer racional y escéptica que soy, necesitaba de la neurociencia para poder aplicar y entender el funcionamiento de nuestra mente y eso en NeuroFocus System lo he encontrado. Pero David va mucho más allá, siendo un curso principalmente práctico, son las experiencias vividas en uno mismo y en contacto con los compañeros lo que de manera inapelable demuestra el poder de nuestra mente. Mi lema después de terminar los niveles es “Yo dirijo mi propia vida” y además ¡ES VERDAD!


Testimonios Neurociencia para coaches
VER TODOS

Testimonios Neurociencia para Coaches

Neurociencia para coaches

Conocer cómo funciona nuestro cerebro es clave para mi. A nivel personal me posibilita conocerme mejor y entender a los demás. A nivel profesional me acerca a un conocimiento más profundo de lo que el cerebro necesita para estar sano, ser conscientes de la importancia de los neurotransmisores y a dónde la carencia o exceso de alguno de ellos nos lleva. Me apasiona la Neurociencia y ahora aún tengo más ganas de saber y aplicar más y mas estrategias!!!


Testimonios Rebirthing
VER TODOS

Testimonios Rebirthing

Rebirthing - Ana Belén, Secretaria Departamento, 40 años, mujer, Madrid

Es cierto que no existen las casualidades sino las “causalidades”. Llevo tiempo trabajando en mi crecimiento personal, he tenido cambios importantes pero según he ido avanzando tenía la sensación de necesitar complementarlo con algo que me ayudara desde otro punto diferente. Oí  hablar del “Rebirthing”, por “causalidad”, por lo que me adentré en el mundo de internet para indagar que era eso del “Rebirthing”, me pareció una técnica diferente y muy interesante por lo me puse a buscar a mi “Renacedor”, conocí a David y decidí que sería él.

En mí había muchas resistencias, todavía quedan algunas, pero mi camino tiene un recorrido un poquito largo, por no decir largo. Muchas veces hemos hecho tan nuestras las resistencias que cuesta trabajo desprendernos de ellas o quizá al hacerlas tan nuestras somos nosotros los que les damos permiso para que nos lo pongan difícil a la hora de decirles adiós, las conocemos y sabemos nuestra respuesta ante ellas pero sin ellas, ¿cómo seríamos? lo desconocemos y asusta. A día de hoy puedo decir que no me equivoqué con mi “Renacedor”, por lo maravilloso que es como persona y por su forma de trabajar.

Mil gracias David.